Visualización Guiada

La visualización, o la imaginación guiada, es una variante de la meditación tradicional que puede ayudar a aliviar el estrés. Cuando se utiliza como una técnica de relajación, la visualización guiada consiste en imaginar una escena en la que te sientes en paz, libre de dejar ir toda la tensión y la ansiedad.

La visualización creativa es una técnica de visualización en la que proyectamos en nuestra mente los cambios que queremos conseguir para que nuestra mente inconsciente reciba el mensaje y trabaje a nuestro favor en la consecución de nuestros objetivos.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿La visualización guiada tiene beneficios a nivel físico?

La visualización guiada no se restringe exclusivamente al logro de determinadas metas o a mitigar los efectos de la ansiedad, sino que incluso ejerce efectos muy positivos a nivel fisiológico, sobre todo cuando se utilizan imágenes que tienen un gran poder relajante.

Por ejemplo, se conoce que las sesiones de visualización guiada reducen la presión arterial y el ritmo cardíaco, ayudan a regular la respiración y promueven la oxigenación de las células del organismo. Además de reducir la tensión muscular.

¿Qué pasa si no logro imaginar algo?

Si bien algunas personas tienen más desarrollada la habilidad de imaginar, todos tenemos la capacidad de hacerlo y en la medida que lo practiquemos con mayor frecuencia, cada vez será más fácil visualizar lo que nos propongamos. Sólo cierra los ojos y deja que tus preocupaciones desaparezcan. Imagina tu lugar de descanso. Imagínalo tan vívidamente como sea posible: lo puedes ver, oír, oler y sentir. La imaginación guiada funciona mejor si incorporas tantos detalles sensoriales como sea posible.

Visualización Guiada